Exnarco hondureño estaría estudiando para convertirse en evangelista en prisión

Juan Antonio «Tony» Hernández, quien fue uno de los líderes de una organización de tráfico de drogas patrocinada por el Estado hondureño, estaría estudiando para convertirse en evangelista en prisión, según informes.

«Tony», junto a su hermano el actual presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, entraron en una conspiración con varios traficantes de drogas para enviar cargamentos de cocaína a EEUU, según la Fiscalía de Nueva York.

Luego fueron más allá y comenzaron a producir su propia mercancía. Mientras «Tony» tenía un narco laboratorio en Colombia que producía cocaína marcada con sus iniciales, Juan Orlando se asoció con Geovanny Fuentes Ramírez, otro traficante de drogas que poseía un laboratorio de drogas en Choloma, Cortés, al norte de Honduras.

Después de ser capturado por EEUU y declarado culpable de varios cargos de narcotráfico, «Tony» Hernández se ha convertido en un estudioso de la Biblia. Él ha recibido varios cursos bíblicos, así como seminarios sobre manejo de la ira.

Se ha sabido que «Tony» recibió una certificación al completar el curso sobre el evangelio de San Juan, obteniendo una nota de 90%.

También se hizo acreedor de una certificación por el curso Doctrina Bíblica Vol. 1, obteniendo una nota de 93%.

Asimismo una certificación por el curso Doctrina Bíblica Vol. 2, obteniendo una nota de 98%.

«Tony» también estudió «El libro de los Hechos», obteniendo una certificación con una nota de 99%.

Además recibió varias sesiones de un curso sobre el manejo de la ira, por lo que también le fue otorgado su respectivo certificado.