Hernández no se irá solo al ser solicitado en extradición, afirma exagente de la DEA

El agente retirado de la DEA, Mike Vigil, reveló las razones que han evitado que EEUU presente una acusación formal y orden de extradición contra el presunto narcotraficante Juan Orlando Hernández, a pesar de existir contundentes evidencias en su contra.

Según el experto, uno de los motivos es que Hernández controla el poder judicial, por lo tanto una orden de extradición sería inútil. Vigil también reveló que en este asunto estaría interviniendo el Departamento de Estado, ya que EEUU quiere evitar desestabilizar más el país y empeorar la crisis migratoria en la región.

El exjefe de operaciones internacionales de la agencia antidrogas advirtió sin embargo que, una vez Hernández deje la presidencia dentro de unos meses, comenzaría una feroz persecución judicial contra el gobernante y sus cómplices.

«Una vez salga de la Presidencia yo creo que va a haber bastante acción en contra de él y otros miembros de su grupo», dijo Vigil.

Detalló que la presunta actividad criminal de Hernández «se trata de una conspiración en la que tienen vínculos bastantes personas».

«Los fiscales que están encargados de este caso van a presentar toda la evidencia dentro de un gran jurado en contra de Hernández y sus socios. Ya con eso sale la acusación formal y luego se va a solicitar(en extradición) al presidente y las personas vinculadas a él, al mismo tiempo», detalló el experto en temas de narcotráfico.